Empleos Cuautla: ¿Chuponcito a la cárcel? Ya son tres denuncias por acoso para el comediante.

¿Chuponcito a la cárcel? Ya son tres denuncias por acoso para el comediante.


Al menos tres mujeres, entre ellas su expareja, exmánager y una bailarina, han denunciado presunto acoso sexual de “Chuponcito”, quien tuvo que revelar su identidad tras 42 años de carrera.


Después de 42 años sin revelar su identidad, José Alberto Flores, alias “Chuponcito”, se quitó el maquillaje de payaso para defenderse de las acusaciones de acoso sexual hechas por su expareja, Bárbara Estrada; su exmánager Carla Oaxaca, y la bailarina Ivonne Luevano.

En febrero anterior, Bárbara Estrada denunció ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México al comediante, por el presunto delito de extorsión y acoso sexual. Supuestamente el payaso amenazó a su expareja con publicar fotos íntimas si no le enviaba videos sosteniendo relaciones sexuales con su actual pareja.

Posteriormente Carla Oaxaca también denunció de conductas inapropiadas de “Chuponcito” y publicó en sus redes una imagen suya sosteniendo una cartulina que dice: Yo sufrí acoso por: Jose Alberto Flores “Chuponcito” (sic)”.

En el caso con Estrada, ella contó que tuvo una relación con el comediante de casi cuatro años y, actualmente, como no ha accedido a mandarle fotografías íntimas, la ha extorsionado diciéndole que si no lo hace le mandará videos a su actual novio y la “quemará” en redes.

Según la versión de la exasistente, ella comenzó a trabajar con Chuponcito el primero de julio de 2015, no obstante, fue hasta 2017 que ella comenzó a sufrir por los ataques del famoso, pues ella afirmó que él trató de besarla o acariciarle la mano de manera morbosa.

Dichos problemas trascendieron hasta 2020, que fue el año en que ella dejó de laborar con José Alberto pues fue despedida, ella mencionó que él nunca se disculpó y que solamente se justificó al decirle que la amaba.


A pesar de que Chuponcito señaló que este le dijo que todo era mentira y que ella solo buscaba extorsionarlo.