Empleos Cuautla: Los restos encontrados tras cateo en la privada Kioto #7 pertenecen a una persona desaparecida en 2019.

Los restos encontrados tras cateo en la privada Kioto #7 pertenecen a una persona desaparecida en 2019.


Tras una búsqueda minuciosa, con el uso de un georadar para localizar restos óseos, el pasado domingo concluyó la diligencia de cateo en una casa abandonada, en la privada Kioto, número 7 esquina Calzada Santa Inés de la colonia Emiliano Zapata en Cuautla, Morelos. 


Fue un gracias a un sujeto que los policías detuvieron el fin de semana, quien les dijo que dentro de ese inmueble habían “inundado” a una persona.

Los elementos se desplegaron sobre la Calzada de Santa Inés y con una orden de cateo, ingresaron al inmueble. Afuera, el personal de la Comisión Estatal de Seguridad y de la Guardia Nacional, brindaban seguridad en el perímetro, mientras restringían el paso a los peatones y a vehículos.


Después de media hora de búsqueda, por fin encontraron el cuerpo de la víctima. Era de un hombre que ya se encontraba en estado de putrefacción, por eso los peritos escarbaron para sacarlo.

Fuentes confiables confirman sólo el hallazgo, de una fosa clandestina, de restos humanos de una persona. Se presume que puede tratarse de una persona víctima de desaparición, en junio de 2019.

El cuerpo se encontraba cubierto por una sábana rosa y resto de ropas, así como un par de tenis del número 7, que son analizados por peritos especializados.


Pero será una prueba científica de ADN la que determine, si dichos restos óseos corresponden a la persona desaparecida hasta en tanto la investigación continúa.

Fue el miércoles 7 de abril, que la autoridad ministerial, con el apoyo de caninos, llevó a cabo la diligencia de exhumación del cuerpo, enterrada en la fosa clandestina que se encontró debajo de una escalera que conduce al patio. 

De acuerdo con la versión, recabada en el lugar, vecinos de la zona dijeron que la casa permaneció abandonada por un año y medio, y había sido habitada por unos jóvenes.

Extraoficialmente se habla que la casa es propiedad de una persona detenida, en febrero de 2011, al parecer implicada con un grupo de la delincuencia organizada.

Con el uso de un georadar, personal de la Fiscalía realizó algunas excavaciones para tratar de hallar más fosas clandestinas con cuerpos humanos, pero sin ningún resultado, por ese motivo dieron por terminada la búsqueda en la casa.