Empleos Cuautla: Eran narcomenudistas Alan Yahir de 12 años y Héctor Efraín de 14, quienes fueron asesinados y descuartizados la noche del 27 de octubre.

Eran narcomenudistas Alan Yahir de 12 años y Héctor Efraín de 14, quienes fueron asesinados y descuartizados la noche del 27 de octubre.


TODO LO QUE SE SABE SOBRE LOS MENORES ASESINADOS EN EL CENTRO


La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, calificó el crimen como ‘sumamente lamentable’ y adelantó que hasta el momento las líneas de investigación involucran ‘un tema de narcomenudeo’

Alan Yahir de 12 años y Héctor Efraín de 14 fueron asesinados y descuartizados la noche del 27 de octubre, en la alcaldía Cuauhtémoc.

Los niños eran de origen mazahua y fueron vistos por última vez en calles del Centro Histórico de la Ciudad de México.


Los niños vivían en una vecindad a espaldas del Teatro Blanquita, en la capital mexicana.

Fue el domingo cuando agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la capital mexicana detuvieron a un hombre de 29 años, que transportaba en un “diablito” (carretilla) cajas con bolsas negras con los cuerpos de los menores.

¿QUÉ PASÓ?

El 27 de octubre, los menores acudieron a la Iglesia San Hipólito a dar gracias a San Judas Tadeo, posteriormente se sabe que acudieron a unos ‘arrancones’ de motos.

Héctor le habría pedido a Yair que lo acompañara con su novia a los “arrancones”, pero nunca llegaron a su destino.

En las imágenes de las cámaras del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5), se observa como los menores se suben a una motocicleta que pasó por ellos.

Cabe señalar que los niños no pusieron resistencia para abordar el vehículo, por lo que autoridades suponen que se conocían.

El último momento en que una cámara captó la moto fue cuando ingresó en la vecindad número 49, ubicada en la calle República de Chile, lugar donde no se tiene registró que salieran y donde presuntamente fueron asesinados.

Los menores vivían en el Centro Histórico donde supuestamente se dedicaban al comercio con sus papás, pero al parecer tambien comerciaban drogas en pequeñas cantidades.

La madrugada del 31 de octubre por la esquina de República de Chile y Belisario Domínguez, un hombre fue interceptado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) al notar lo extraño de su comportamiento.


El sujeto apareció empujando el diablito cuando tiró una de las cajas que transportaba, al acercarse los policías vieron un brazo, un hombro, y una oreja humanos, por lo detuvieron al hombre.

Hasta el momento las principales líneas de investigación sobre el caso señalan que quedaron atrapados en medio de una confrontación entre la Unión Tepito y la Anti-Unión, dos cárteles de la capital.

La otra indica que el móvil tuvo que ver con una disputa amorosa, pues Héctor habría estado cortejando a una adolescente de 14 años, cuya pareja se dedicaba a vender drogas.

Ninguna de las dos ha sido confirmada por las autoridades.

Recordemos que las calles del centro de la Ciudad de México son disputadas por grupos delictivos que se dedican al menudeo y que buscan controlar la zona para su distribución.

SOSPECHAN QUE EN ESTAS VECINDADES LOS TORTURARON, ASESINARON Y DESCUARTIZARON.


Las controla "LA UNIÓN", En una viven familiares del recién detenido Irving y en la otra, del finado Gaznate.