Empleos Cuautla: Nostradamus sitúa el fin del mundo el 27 de julio del 2020, predijo un panorama poco alentador.

Nostradamus sitúa el fin del mundo el 27 de julio del 2020, predijo un panorama poco alentador.

NOSTRADAMUS que sitúa el tiempo del fin del Lustro que va desde el 2015 a el 2020, el indica que en este lapso ha de ocurrir un conflicto bélico entre dos grandes potencias, tambien predijo para el 2020 lluvia de fuego que termina en el mar, que lo relacionaron con lo ocurrió en Australia, se vienes desastres naturales de una magnitud inimaginable en el planeta tambien menciona una invasión alienigena que en la biblia lo llaman la caída de las estrellas.



Nostradamus observó un panorama poco alentador para la vida en la Tierra después del 27 de junio y el 28, fecha en la que ocurrirá una conjunción planetaria entre Saturno Neptuno y Urano. 


El fin de la humandiad como la concocemos según la teoría de Nostradamus ocurre el 27 de junio del 2020 debido a una catástrofe nuclear que arrasa con la vida y deja a los pocos sobrevivientes del mundo en circunstancias devastadoras. 

Nostradamus adviritó que la conjunción planetaria del 28 de junio representaba un mal augurio para la humanidad, y si bien no menciona el día 27, el adivino predijo que habría un gran desastre natural, incendios y temperaturas insoportables en el planeta que bien podrían coincidir con  una explosión nuclear.  Solo queda esperar para ver qué trae consigo el próximo 27 de junio y cómo influye en la humanidad la conjunción planetaria entre Saturno, Neptuno y Urano del día 28. 


Como bien sabrás, las profecías del médico y astrólogo Nostradamus son ampliamente conocidas alrededor de todo el mundo. A pesar de que para muchos carecen de fundamento porque creen que sus augurios se reducen a meras coincidencias, para otros, el francés tuvo un gran don para predecir el futuro.

No se si esta profecía sea cierta pero muchas han coincidido o interpretadas como ciertas, preferible que no cierres  tu mente a lo que resta de este año 2020 y estar preparados para lo que venga.