Empleos Cuautla: Encuentran muerto con signos de tortura a Nico, “un niño que vendía globos para ayudar a su familia”

Encuentran muerto con signos de tortura a Nico, “un niño que vendía globos para ayudar a su familia”

El pequeño de 13 años había ido a la casa de su abuela, a dos cuadras de su hogar.





El sábado 2 de mayo, Nicolás Montiel Ramírez dejó su casa en la colonia Ciudad Cuauhtémoc, Ecatepec, México, para ir a visitar a su abuela. Pero en esas dos cuadras que debía recorrer el menor de 13 años desapareció.   

Nico, "el niño vendedor de globos" como lo conocían en el barrio, quería mostrarle a su abuela unos tenis nuevos que le había regalado su padre. Nunca llegó. Nico vendía los globos para poder ayudar en la economía familiar.




La tarde del lunes 4 , el cuerpo de Nico fue encontrado en un terreno baldío en la colonia Lomas de Tecámac, localizado a escasos metros de donde vivía, en los límites territoriales de Ecatepec y Tecámac. Según confirmó su familia, el menor fue torturado y asfixiado hasta la muerte. 

El diario El Heraldo marca que el cuerpo del chiquito fue reconocido por su padre, Vicente Montiel, quien indicó a los medios que Nico presentaba signos de tortura. El menor fue golpeado, asfixiado y ahorcado.


El menor fue golpeado, asfixiado y ahorcado.

"Cuando reconocí el cuerpo, dudé de que fuera mi hijo por el estado en el que se encontraba, pero algunas señas particulares que tiene como en sus manos y en sus dientes, pude comprobar que era él", declaró Montiel conmovido.

“Mi niño siempre iba a ver a su abuela- Inclusive ese día, salió con su papá a comprarse sus tenis nuevos y llegó aquí con su papá y se los puso para mostrárselos a su abuela”, dijo Rebeca, la madre del menor al diario El Universal.

En las redes sociales, el terrible hecho causó gran conmoción. Usuarios iniciaron una campaña con el hashtag #JusticiaParaNico con el objetivo de que su muerte no quede impune y detengan a los responsables.

Organizaciones civiles en pro de los derechos de los menores condenaron el hecho y exigieron justicia a las autoridades correspondientes. La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJE) abrió una carpeta de investigación para dar con los responsables del infanticidio. Hasta el momento no hay detenidos.