Pareja de lesbianas terminan con la vida de su hijo por que no se quería vestir de niña.

Un niño no mayor a los ocho años falleció la mañana de este viernes en el Hospital Comunitario de Juventino Rosas, luego de haber sido víctima de una severa golpiza, las responsables son la madre del menor y su pareja sentimental del mismo sexo.


El niño, quien es originario de Juventino Rosas, no aguanto los golpes recibidos en el estómago y en la cabeza, esta situación le llevó a la muerte a pesar de haber llegado al hospital, donde recibió atención médica pero no fue suficiente.


Víctima del maltrato, carencia de buena alimentación y lesiones añejas, Karol Ramón, un niño de tan solo siete años, llego muy golpeado la noche del jueves y falleció  antes de recibir atención médica.

Ambas, llegaron a una clínica particular a las 21:00 horas del martes para pedir a los médicos que atendieran al menor, sin embargo, éste carecía de signos vitales y las huellas evidentes de maltrato originaron que solicitaran la presencia de policía preventiva a fin de que dieran parte al agente del Ministerio Público.

Trascendió que las mujeres se culpaban mutuamente por lo acontecido, su madre y la amante de ésta, fueron detenidas por las autoridades ministeriales pero no hay información oficial y precisa al respecto, otras fuentes dicen que escaparon del lugar después de ser interrogadas.

El cadáver del menor de edad permaneció en el área de urgencias del hospital Sagrado Corazón, ahí lo encontraron agentes investigadores que tuvieron conocimiento del suceso.

En toda la superficie corporal del pequeño, eran visibles huellas de violencia dejadas por golpes con objetos, quemaduras y, todo así permite suponerlo, presentaba lesiones que afectaron órganos internos que, a la postre, derivaron en su fallecimiento.




El antebrazo derecho del niño, estaba vendado e hinchado, sus dedos contraídos quedaron cerrados en puño y en las piernas el personal de peritos observó heridas cicatrizadas de varios días atrás, quemaduras provocadas por cigarro a la altura de los tobillos y en todo el brazo izquierdo las heridas que presentó parecían haber sido ocasionadas con una navaja o cuchillo, aparte de quemaduras similares a las de las piernas.

Al morir, la cara de Karol Ramón quedó con el rictus de dolor y tristeza que le provocaron las lesiones ocasionadas por la pareja de mujeres homosexuales que, supuestamente vecinos declaran que lo querían vestir de niña y el menor se negaba, por eso lo golpeaban continuamente, y hasta sin comer lo dejaban, por el momento se desconocen sus nombres ya que las autoridades ministeriales no han dado a conocer nada respecto al caso.


Sobre el asunto, la Subprocuraduría de Justicia para la región C, únicamente informó que “bajo conducción jurídica del Ministerio Público y el despliegue operativo de la agencia de investigación criminal, se inició la carpeta de investigación para deslindar responsabilidades, se trata de un menor de siete años que ingresó a una institución médica ya sin signos vitales”.